El bautizo de los huracanes 馃寑馃槸

Algunos fen贸menos meteorol贸gicos 鈥揷omo los huracanes- llegan a impactar significativamente la vida cotidiana de la poblaci贸n cuando ocurren con extrema intensidad, incluso han marcado historias locales y regionales. Recordemos algunos nombres que de s贸lo o铆rlos nos refieren a verdaderos desastres como lo fueron Katrina y Willma en el 2005, Adrew (1992), Mitch (1998) y Gilbert (1988).

Pero, 驴qui茅n ha sido el responsable de que esos nombres hayan quedado satanizados en la memoria de nuestros recuerdos? 驴Qui茅n los selecciona y c贸mo lo hace?

Un poco de historia

Comencemos con un poco de historia: en la 茅poca de la llegada de los espa帽oles en la zona del Caribe y en particular en Puerto Rico, los ciclones tropicales eran nombrados de acuerdo al santo del d铆a en el que afectaban alguna localidad. Por ejemplo, el 鈥渉urac谩n San Roque鈥 que en 1508 devast贸 Puerto Rico, el 芦Hurac谩n de Santa Ana禄 que azot贸 tambi茅n a Puerto Rico el 26 de julio de 1825, y 芦San Felipe禄 que afecto en dos ocasiones a Puerto Rico: la primera, un 13 de septiembre de 1876 y la segunda, un mismo trece de septiembre, pero de 1928.

En la literatura tambi茅n se menciona que durante la II Guerra Mundial, los meteor贸logos militares asignaban n煤meros y no nombres a las tormentas tropicales, tal como, 鈥淗urac谩n # 1鈥, 鈥淗urac谩n #2, etc茅tera. Durante un corto tiempo, el alfabeto fon茅tico militar se us贸 para asignar nombres cortos como Alfa, Bravo, Charlie, etc茅tera, para facilitar la rapidez de las transmisiones
Ivan R. Tannehill en su libro 鈥淗uracanes鈥 narra que la primera vez que se utiliz贸 un nombre de mujer para referirse a un hurac谩n fue a finales del siglo XIX, nominaci贸n que se le atribuye al meteor贸logo australiano Clement Wragge.

En 1953, los meteor贸logos estadounidenses adoptaron la costumbre de llamar a los ciclones con nombre de mujer y para ello utilizaban el nombre de sus novias y esposas, ya que afirmaban que los huracanes eran como las mujeres: volubles e impredecibles. Sin embargo, al avanzar el movimiento feminista, la protesta no se hizo esperar y en 1978 dio inicio el proceso para agregar nombres masculinos alternados con los femeninos para denominar a los huracanes del Pac铆fico Norte. Al a帽o siguiente, la pr谩ctica tambi茅n fue acogida por los pa铆ses de la cuenca del Atl谩ntico y la lista se ampli贸 para incluir nombres masculinos y femeninos.

Qu茅 nombre le pondremos鈥

Hoy en d铆a, los ciclones tropicales una vez que alcanzan la categor铆a de tormenta tropical (vientos m谩ximos sostenidos iguales o mayores a 63 km/h) toman su nombre de una relaci贸n elaborada por el Comit茅 de Huracanes de la Organizaci贸n Meteorol贸gica Mundial (OMM) -dependiente de la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU)- dentro del Plan Operativo de Huracanes de la Asociaci贸n Regional IV para Am茅rica del Norte, Central y el Caribe (ARIV).

Listas de nombres que se reciclan cada seis a帽os

Esta relaci贸n consiste en seis listas, una para cada a帽o, donde se alternan 21 nombres propios de mujeres y hombres en espa帽ol, ingl茅s y franc茅s, que son los idiomas que se hablan en los pa铆ses que generalmente son afectados por estos sistemas y que, por cierto, no se traducen. Un a帽o, la lista inicia con un nombre masculino y al siguiente, con uno femenino. La regla para su selecci贸n consiste en nombres cortos, distintivos y f谩ciles de aprender, de manera que los meteor贸logos y comunicadores los usen con claridad en los boletines informativos en todos los pa铆ses de la regi贸n. Para ambos oc茅anos las listas correspondientes a este a帽o 2023 se volver谩n a utilizar en 2029.

Es de se帽alar que cualquiera de los miembros del Comit茅 de Huracanes de la OMM puede solicitar suprimir el nombre de huracanes que hayan ocasionado consecuencias, especialmente funestas para la poblaci贸n. Entonces se establece que estos nombres no podr谩n 鈥渟er usados por lo menos durante 10 a帽os, lo anterior para facilitar las referencias hist贸ricas, acciones legales, actividades de reclamaciones de seguros, as铆 como para evitar las confusiones del p煤blico con otra tormenta del mismo nombre鈥. Si el nombre es retirado, se selecciona otro del mismo g茅nero en ingl茅s, espa帽ol o franc茅s.

En este sentido, algunos nombres que se han retirado son los siguientes: en el caso del Pac铆fico se retir贸 Ismael (1995); Pauline (1997), Kenna (2002), Alma (2008), Manuel (2013) y Odile (2014). En el Atl谩ntico, Janet (1955), Inez (1966), Beulah (1967), Carmen (1974), Anita (1977), Allen (1980), Gilbert (1988), Diana (1990), Opal y Roxanne (1995), Mitch (1998), Keith (2000), Isidore (2002), Stan y Wilma (2005) e Ingrid (2013).

En a帽os pasados, cuando el n煤mero de tormentas superaba a los nombres previstos, se utilizaba el alfabeto griego (Alfa, Beta, Gamma,鈥) para denominarlos, tal como ocurri贸 por ejemplo en el a帽o 2005 que se utiliz贸 hasta la 鈥淶eta鈥 en la cuenca del Atl谩ntico. A partir del a帽o pasado, se opt贸 por ya no utilizar este m茅todo, ahora en caso de que se formen m谩s de veinti煤n ciclones tropicales con nombre en la cuenca atl谩ntica en una temporada, o m谩s de veinticuatro ciclones tropicales con nombre en la cuenca del Pac铆fico Nororiental, las tormentas adicionales tomar谩n nombres de una lista alternativa de nombres aprobada por la Organizaci贸n Meteorol贸gica Mundial para cada cuenca.

Para conocer la 鈥減rogramaci贸n鈥 nominal de los futuros eventos se incluyen las relaciones de los nombres correspondientes a ambos oc茅anos. Es importante mencionar que las listas no constituye un pron贸stico, 煤nicamente corresponden a los nombres que se utilizar谩n en el a帽o espec铆fico.

En la tabla correspondiente al Pac铆fico, se puede apreciar que los nombres, a partir de la letra X, se repiten en las listas de manera alternada, debido a la baja probabilidad que existe de que sean utilizadas las letras de la X a la Z.

Entradas relacionadas