Los Catastros Municipales retos y oportunidades.

por: BRAULIO GARCÍA

Veremos este tema desde las diferentes esferas de perspectivas que van desde el punto de vista municipal, la perspectiva estatal y la visión general que la federación tiene de los departamentos de catastro de los gobiernos locales y exploraremos las posibilidades, las áreas de oportunidad y las múltiples posibilidades de catapultar los beneficios a partir de lo existente. Conozcamos la perspectiva de ver el potencial de los departamentos de catastro de los ayuntamientos, los estados y por la federación

Para empezar a ver en su justa dimensión el estado real de los departamentos de catastro de la mayoría de los casi 2,500 municipios y alcaldías de México. El tema medular es el gasto público aplicado al mismo, es decir, de manera local ¿Cuánto presupuesto se le asigna al área del Catastro municipal? De inicio deberíamos llamarle ¿Cuánta inversión se le designa al área?, porque no es gasto es inversión la que se aplica. Y ¿Por qué decimos eso?, en primera opción y las más tangible, es porque a mayor inversión en mejorar el área de catastro, mayor recaudación económica y de información es lo que se tendrá. Invertir en el área de Catastro es lo mejor que se puede hacer en la aplicación del gasto en un municipio, esta afirmación se debe a múltiples razones que pueden ser observadas a través de diferentes perspectivas.

El desarrollo del Catastro en los ayuntamientos es un tema que se asimilan a una lucha solitaria que los municipios deben enfrentar y cuyo éxito se vuelve directamente proporcional en relación con la inversión del esfuerzo con el éxito a lograr. Y es que el área de Catastro no sólo debe verse como un área recaudatoria, si no por el contrario, como el área que tiene el pulso actual de la ciudad. Hacer mención de esto no es una afirmación al aire si no que por desgracia es un hecho muy recurrente el cual se puede ver en los ayuntamientos a lo largo del país que el área de catastro municipal dependa del área de tesorería, eso demuestra la perspectiva de ver a ese departamento solo como un área recaudatoria y dejar de aprovechar los múltiples beneficios que ese departamento puede brindar.

Desde la perspectiva de las entidades federativas el tema del control e impulso de los departamentos de Catastro de los gobiernos locales es una labor titánica que se tiene que volver a realizar con cada cambio de gobierno y esto ocurre en cada cambio de gobierno local donde se tiene que volver a capacitar a los gobiernos locales, al personal de esa área acerca de los programas y los procedimientos que se deben utilizar para las diferentes actividades que están implícitas en la labor de la digitalización y captura de la realidad del territorio mexicano. Todas estas actividades a realizarse de parte de los estados hacia sus municipios se tienen que estandarizar a las diferentes realidades de capacidades técnicas, económicas, tecnológicas y de personal con perfiles a veces muy distantes de los mínimos recomendados.

A esta actividad que realizan las entidades por impulsar y motivar a los ayuntamientos y alcaldías se le debe aumentar las propias carencias que las entidades federativas tienen, pues las propias entidades se renuevan cada 6 años y en muchas ocasiones también llegan perfiles que desconocen del tema y a parte tienen sus carencias de personal, de herramientas y de presupuesto que dificulta su labor o lo hace más exhaustivo.

Al igual que existen diferentes realidades entre los ayuntamientos y alcaldías de una entidad federativa, de la misma forma hay diferencias abismales de avance entre los diferentes estados de la república mexicana por ello tal vez para algunas personas lo aquí contado narre su realidad y para otras sientan que se habla de otro país.

Por ello veamos la perspectiva federal acerca de este tema, que si bien ha realizado algunos intentos de motivar a los estados y a los gobiernos locales a que inviertan es sus áreas catastrales, también es cierto que históricamente este tema a estado abandonado y por ello hace falta que los avances tecnológicos se empiecen a aplicar en este rubro y debe ser de manera vertical de arriba hacia abajo, es decir, debe ser la federación quien desarrolle aplicaciones, software y plataformas acorde a los avances tecnológicos de la actualidad para que facilite a las entidades y a los gobiernos locales el largo andar que algunos tienen que recorrer y dejar se sentirse como guerreros solitarios a pasar a estar en un acompañamiento y con un rumbo definido.

Lo planteado no representa la invención del hilo negro ni mucho menos, tan solo hay que voltear a ver a los pares en la materia de otros países de América latina. Para no ir muy lejos, países como Perú o Ecuador muestran avances impresionantes en la materia y se encuentran a la cabeza en cuanto a políticas públicas, programas y uso de plataformas propias creadas que no solo facilitan el andar de los gobiernos locales sino que también les brinda herramientas que les facilita su labor para llevar a cabo su día a día, con un rumbo definido, lo que permite avanzar más rápido y sobre todo con el rumbo adecuado y evitando tener que recorrer el mismo camino varias veces.

Por ello seria de gran ayuda y muy importante que existiera una plataforma con tecnología GIS de carácter nacional que sea gratuita y de uso oficial donde las entidades y los gobiernos locales puedan ir enriqueciéndola conforme a su día a día, una plataforma con niveles de acceso para que sirva como consulta por la ciudadanía y que para las autoridades de los distintos ordenes de gobierno les facilite las tomas de decisiones y que estas decisiones sean mas apegadas a la realidad en beneficio de la propia ciudadanía.

Esta propuesta ha sido un éxito en otros países lo que demuestra su efectividad, es por ello que después de la breve descripción de la situación que viven todos los días algunos ayuntamientos del país y algunas entidades federativas, una plataforma nacional con tecnología GIS podrían cambiar radicalmente sus políticas publicas referente a este tema y poder cambiar o subir el nivel de dialogo que existe cuando se habla del catastro municipal y es que si bien el área de desarrollo urbano municipal tiene un pulso del crecimiento y desarrollo de la ciudad y sobre todo de la planeación de futuros para la ciudad, es el área de Catastro la que tiene la información cruda del territorio y este conocimiento de la ciudad y el territorio implica un manejo de la información o minería de datos que permitiría que múltiples áreas del territorio nacional al disponer de esta información puedan avanzar a la planeación urbana, a la generación de planes de ordenamiento territorial, a la generación de programas de ordenamiento urbano y demás instrumentos tan necesarios para la correcta planeación y desarrollo de los territorios en México.

De esta forma en un futuro cuando se toque el tema del Catastro de los Municipios el tema de conversación sea como generar estrategias de manejo de datos que brinden respuestas al momento y que el nivel del conocimiento del territorio sea tan actualizado que los planes y políticas públicas se aplique en verdad a quien lo necesita pues el sustento o la justificación de los proyectos sea tan apegado a la realidad que los recursos llegarían a donde en verdad hace falta y que cada obra , programa o acción generaría múltiples beneficios en pro de la propia ciudadanía.

publicado originalmente en: https://bit.ly/3f7kw1V

Entradas relacionadas