Presidente Bukele asegura que el régimen de excepción en El Salvador se levantará hasta “acabar la guerra contra las pandillas”

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, declaró que el régimen de excepción en El Salvador no se levantará “antes de acabar la guerra contra las pandillas”, pero indicó que no esperan “que dure una década”.

Esta declaración fue en respuesta a una pregunta en la que se le consultó en conferencia de prensa sobre su opinión sobre la postura de Estados Unidos de que el régimen, que suspende derechos constitucionales, es una política “insostenible”.

“Evidentemente, el régimen de excepción es de excepción, no va a durar para siempre” y “no esperamos que dure una década, pero tampoco los vamos a quitar en dos, tres meses antes de acabar la guerra contra las pandillas“, dijo el mandatario.

Bukele agregó que “las pandillas son como un cáncer con metástasis” y que el régimen de excepción y la “guerra contra las pandillas” es la quimioterapia.

También dijo que las pandillas son un “enemigo” que está “adentro de las comunidades” y “adentro de la misma población”.

“Con la quimioterapia, llamémosle a la guerra contra las pandillas, pues lo estamos debilitando y ustedes han visto cómo ha caído la violencia y la actividad pandillera”, agregó.

Para el mandatario, si se suspenden las medidas excepcionales, el fenómeno de las pandillas va a “volver a crecer, va a ser mayor que el 100% que era y lo peor de todo es que va a ser resistente a la quimioterapia“.

Antes de concluir su misión como encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, Patrick Ventrell, dijo que “el régimen de excepción no puede seguir para siempre y en una democracia todas las personas acusadas de un crimen deben ser procesadas con un sistema de justicia transparente”.